sábado, 28 de junio de 2008

Destino inmanifiesto


La imagen nacional que los Estados Unidos tienen de sí mismos, como “protectores y defensores de la legalidad, la libertad y la democracia”, se funda en la creencia de que poseen una superioridad moral (porque son el “pueblo elegido”). Esta suposición les ha permitido justificar su intromisión, intervención e ingerencia en los asuntos internos de otros pueblos (que no son “elegidos de Dios”) o de plano la violencia contra ellos.

Estas suposiciones ideológicas han soslayado la dignidad de nuestro pueblo, han atentado en contra de nuestra inteligencia al pensar que sus afanes imperialistas justifican toda acción en contra de nuestra nación y de otras más. Desde 1848 Estados Unidos se apropió de 2 millones 500 mil kilómetros cuadrados de territorio mexicano, este enorme territorio comprendía los actuales estados de California, Nevada, Utah, la mayor parte de Arizona, Nuevo México, Texas, así como partes de Kansas, Oklahoma, Colorado y Wyoming.

Y una vez más los precursores del “self-made man” (“el hombre que se hace a sí mismo”), quienes en su momento impulsaron el modelo de norteamericano, que representaba al inmigrante que obtenía el éxito a través del trabajo duro, de la competencia con otros, ahora se sienten ofendidos por el simple hecho de que los migrantes no son estadounidenses.

Aquellos exterminadores de indígenas norteamericanos, han abusado de nuestra prudencia como nación pacifista, confundiendo nuestra buena fe con pendejismo (pendejo del lat. *pectinicŭlus; de pecten, -ĭnis,
m. coloq. Hombre cobarde y pusilánime. m. coloq. Hombre tonto, estúpido), solo porque algunos cuantos de nuestros hermanos mexicanos que dirigen y representan a nuestro País, no han contado con el carácter para poner en alto la Grandeza de la Raza de Bronce, lo cual no significa necesariamente que todos los mexicanos estemos de acuerdo.

Nuestro esplendor se dio milenios antes de que las colonias inglesas llegaran al territorio americano; siglos de trabajo lograron permear y construir una disciplina basada en valores y principios que el mismo “hombre blanco” envidia hoy en día, y que ni los propios protestantes puritanos que dieron origen a su llamado “destino manifiesto” han podido igualar.

Y me pregunto: ¿Que les hace pensar que Dios los quiere sólo a ellos...?

Con que arrogancia y soberbia pretenden pensar, que deben existir seres humanos que se dejen avasallar por sus objetivos expansionistas, no sólo territorialmente hablando, sino industrial, tecnológico, económico, deportivo, político y hasta ideológicamente. Su estupida idea de pensar que fueron elegidos por Dios para que bajo los siguientes argumentos: la “nación fuerte que protege a la débil”, o bien, el de “la lucha contra el Mal para defender la libertad y seguridad del mundo”, han dado pauta a impulsar acciones exefobicas en contra de las demás naciones, y en lo que concierne a nuestro Estado, en contra de los migrantes mexicanos.

Muchos de nosotros, sobre todo aquellos que se han formado en la cultura de la sumisión, apatía y egoísmo, pensarán que es imposible y una locura el emprender una nueva responsabilidad de carácter nacionalista, la cual nos permita emerger para rescatar nuestro honor, entendiéndose este como aquel merito que trascienda a nuestra cultura más allá de las fronteras; pero, trascender implica más que un día (como el que se propuso como “un día sin mexicanos” 1º de mayo de 2006), el merito de la lucha constante en contra de las perversiones gestadas mediante un largo camino (cinco siglos), que permita abatir la cultura de corrupción, de inseguridad, de fraudes etc. etc. etc…

Muchos pensarán: ¿sí como no…?

Les recordare que a finales de los años 80’s nos decían de manera muy afanosa, cuando muchos de nosotros estábamos a punto de salir de la primaria, “los niños son el futuro de México…” y con cuanto orgullo sugerían la idea de delegar a otros (ya sea de manera generacional), la responsabilidad de cambiar, lo que no pudieron y que ni siquiera han intentado a estas fechas; pues resulta más cobarde el criticar y sugerir escondido en la bola del anonimato, en la que arrojas la piedra y unos cuantos avalan tú comentario diciendo: si, tienes razón ¡esta cabrón¡, que atreverse a vivir el sacrificio de impulsar una nueva actitud de manera conjunta.

Además de manifestarnos como se ha sugerido (No comprando nada americano en el país, ni consumiendo nada en franquicias americanas: No dunkin donuts, Mc Donalds, Burguer King, Walmart y otras.), iniciemos algunas acciones más.

Sumémonos a través de un cambio de actitud personal.

Generemos una cultura de profesionalización y competitividad, desprendida de nuestras actividades (el ser profesional no implica necesariamente, ser profesionista; cada persona puede esforzarse en brindar el mejor servicio, producto o vocación que por si mismo se haya propuesto).

Difundamos nuestros derechos y obligaciones (muchas de las empresas mencionadas realizan una abusiva explotación de nuestros jóvenes mexicanos, a quienes se les violentan sus derechos laborales, dada su necesidad de trabajo de medio tiempo)

Rompamos la cultura de corrupción, desde la mordida al policía de tránsito, la lana que damos al administrativo de una escuela para que nuestros hijos entren, el regalo al maestro, la dadiva para que nos aflojen una licencia, permiso o concesión; nos quejamos de los millones que se llevan los políticos, pero no damos fin a la fuente de las cajas chicas).

Dejemos de ser cómplices del sindicato de maestros, matando clases y permitiendo una enseñanza mediocre en las escuelas.

Entre muchas más acciones… (Nos falta hablar de temas como competitividad, consolidación, fortalecimiento, participación ciudadana en sentido abierto, entre infinidad de temas).

La resistencia al cambio, es uno de los factores actitudinales más difícil de cambiar, pues es más fácil adoptar una postura conformista y que lo hagan los demás, lo cual nos hace culpables de comisión por omisión, y por eso es a todo dar quejarse de lo que los demás dejan de hacer, al fin que “son políticos”.

Y es verdad “que hueva empezar o activarnos en esto” (pues sí, pensarán muchos que esto no les deja dinero, ni algún otro beneficio mediato por el cual trabajar, y en consecuencia será más fácil seguir haciéndose tontos –omití la palabra del cuarto párrafo porque a lo mejor, hasta se ofenden-), pues el reflexionar cuanto han costado las revoluciones – se dice que mucho sacrificio – sin embargo, sólo equivale a historia aburrida…

Nuestra postura en Grandeza Mexicana será la de no permitir que nuestras generaciones subsiguientes nos reclamen ¿por qué no hicieron nada para cambiar todo esto?

“Según sean los medios, así será el fin”
Mahatma Gandhi


Atentamente
“POR LA EXCELENCIA, QUE ENALTECE EL ESPÍRITU DE NUESTRA NACIÓN”

GRANDEZA MEXICANA, NUEVA GENERACIÓN A. C.
Abril, 2006

Aníbal González Pedraza
Presidente Fundador




Nota: Artículo publicado en abril de 2006.

miércoles, 25 de junio de 2008

GOBERNANTES TLATOANIS - MEXICAS




ACAMAPICHTLI.- 1er SEÑOR MEXICA
Como los Mexicas no tenían un linaje monárquico, a petición de estos, el señor de Culhuacan designó a su nieto Acamapichtli, cuyo nombre significa “El que empuña el carrizo”. Durante su gobierno que se prolongo de 1361 – 1375 a 1395, la isleta se extendió considerablemente con el apisonamiento de piedra y tierra, pero se conservó una prudente distancia de la tierra firma, como estrategia defensiva. Empezaron a construirse casas de cal y canto y la ciudad se dividió en 4 barrios o calpullis: el de Mayotlan, al suroeste, Zoquiapan al sureste, Cuepopan al noreste y el de Atzacualco.

HUITZILIHUITL.- 2do SEÑOR MEXICA
Hijo de Acamapichtli, nombre que significa “Pluma de colibrí”, gobernó de 1395 a 1417. En esta época los Mexicas estaban sometidos a los tecpanecas de Azcapotzalco y tenían que pagarles elevados tributos, a fin de suavizar el trato que recibían estos. Huitzilihuitl decidió contraer matrimonio con una nieta del seños de Azcapotzalco y así logró una considerable reducción de los tributos, pero no consiguió liberar a su pueblo del yugo de los tecpanecas. La situación empeoró cuando el cacique Tecpaneca Tezozómoc mató al señor de Tetzcoco y se convirtió en el señor más poderoso de la región.

CHIMALPOPOCA. 3er SEÑOR MEXICA
Hijo de Huitzilihuitl quien gobernó de 1418 a 1427. Su nombre significa “Escudo que humea”, ordenó la construcción de una acueducto de madera que les llevaba agua desde Chapultepec; y una calzada que iba hacia Tlacopan (Tacuba), con puentes de madera que se retiraban por la noche. En 1426 falleció Tezozómoc, señor de los tecpanecas y Maxtla usurpó el poder. El legítimo sucesor era Teyatzin quien solicitó al señor mexica su apoyo para recuperar su señorío: pero Maxtla descubrió el plan de conspiración y mandó asesinar a Teyatzin en tanto que el señor Mexicatl fue hecho prisionero y conducido a Azcapotzalco donde permaneció hasta su muerte.

ITZCOUHATL. 4to SEÑOR MEXICA

Su nombre significa “Serpiente de obsidiana”, gobernó de 1427 a 1440, ordenó la ampliación del templo de Huitzilopochtli, con la intención de liberarse del dominio tecpaneca de Azcapotzalco, formó una alianza con los señoríos de Tlacopan (Tacuba) y Tetzcoco, lo que se conformaría la triple Alianza. Posteriormente esta coalición expandió sus dominios atacando a Tlaxcallan, Huexotzinco y Cholollan.

MOCTEZUMA ILHUICAMINA. 5to SEÑOR MEXICA

Gobernó de 1440 a 1469. Su nombre significa “Flechador del cielo”. Este gobernante se distinguió por su habilidad militar, durante su mandato se engrandeció la ciudad con obras públicas y se embelleció con artísticos monumentos. Sus conquistas llegaron hasta regiones tan apartadas como Chiapas y los límites con Guatemala, también durante este periodo se instruyeron las Guerras Floridas.


AXAYACATL. 6to SEÑOR MEXICA

Hijo de Moctezuma. Su nombre significa “Rostro de agua”, gobernó de 1469 a 1481, mandó grabar en un enorme monolito el Calendario Azteca para rendirle culto al sol. Fue un magnifico guerreo y domino muchos pueblos, producto de sus continuas luchas, se capturaron muchos guerrero para ofrendarlos a Huitzilopochtli. Durante su periodo de mando, Moquihuix, señor de Tlatelolco, se alió con los chalcas y le declaró la guerra. La rebelión fue sofocada y con ello el área de Tlatelolco pasó a formar parte de la Gran Tenochtitla.

TIZOC. 7º SEÑOR MEXICA

Su nombre es una etimología dudosa, probablemente signifique “Piedra caliza”, gobernó tan solo 5 años de 1481 a 1486. Al igual que sus predecesores emprendió algunas campañas militares en los actuales estados de Veracruz y Oaxaca, de ello cuenta la piedra de Tizoc, misma que se encuentra en el Museo Nacional de Antropología e Historia. Al parecer no todos estaban contentos con su estilo de gobernar y se cree que muere envenenado.

AHUIZOTL. 8vo SEÑOR MEXICA

Su extrema bravura le valió el nombre, significa “Ahuizote o castor”, se cree que era un animal feroz que atrapaba a sus victimas en las proximidades de lagos y lagunas aprovechando la oscuridad de la noche. Gobernó de 1486 a 1502. Durante su mandato se amplio el templo de Huitzilopochtli. Fue un personaje muy belicoso que extendió aun más los dominios de la federación. Se cree que provocó una gran inundación al empeñarse en construir un acueducto y cuando dirigía los trabajos de salvamento le cayó una enorme viga en la cabeza que le causo la muerte.

MOCTEZUMA XOCOYOTZÍN. 9º SEÑOR MEXICA

Hijo de Axayácatl, mejor conocido como Moctezuma II, su nombre significa “Señor joven y señudo”, gobernó de 1502 a 1520, durante su mandato se sucedieron algunos fenómenos naturales que se interpretaron como malos augurios (aparición de cometas, temblores de tierra, fuertes tormentales e inundaciones). Se le identifica por su ferviente creencia en los ritos y tradiciones místicas de su cosmovisión la cual había estudiado profundamente. Los españoles aparecen en las costas mexicanas desde 1517 con la expedición de Córdoba y un año más tarde (1517) la de Grijalva. De las cuales tuvo noticias hasta la expedición comandada por Cortés en 1519. El dominio mexicatl se extendía hasta Guatemala y al igual que todos los señores mexicas se distinguió en el arte de la guerra. Tras ser secuestrado el y los 38 representantes de la Confederación de Pueblos de Anahuac y en mayo 1 y 2 de junio de 1520 es vilmente asesinado.

CUITLAHUIAC. 10º SEÑOR MEXICA

Hermano de Moctezuma Xocoyotzin quien solo gobernó por el lapso de algunos meses del año 1520. Su nombre significa “El centinela”, fue el encargado de organizar la resistencia ante la ocupación española de la ciudad y ante la salida forzada y expulsión combatió férreamente hasta que un enemigo invisible le dio muerte, la viruela expandida por el contagió acabó no solamente con su vida sino también con una gran parte de la población Mexica. Si bien su habilidad guerrera se mostró durante los combates, el tiempo no le fue suficiente para preparar una defensa de la ciudad más acorde con la nueva circunstancia de invasión.

CUAUHTÉMOC. 11º SEÑOR MEXICA

El más joven de los Señores Mexicas, su inexperiencia no le permitió afrontar el peligro que significaba el enfrentamiento contra los españoles y los pueblos aliados de los conquistadores. Hizo cuanto pudo por mantener el dominio Mexica y su ensanchando señorío. Su nombre significa “Aguila que desciende”, combatió y defendió la Ciudad hasta lo imposible. El asedio español y sus aliados por tierra y lago y mediante un cerco que aniquiló las fuerzas de la resistencia por hambre y podredumbre. Se entregó el sus señores al invasor español en 1521 (mentira que fuera huyendo), y después de martirizarlo permaneció en cautiverio junto con su inseparable compañero Tetlepanquetzaltzin, señor de Tlacopan, hasta ser indignantemente asesinado mediante la orca en la infausta expedición a las hibueras, hoy (Honduras) el lugar de su asesinato se desconoce pues no se sabe si murió dentro del territorio del estado de Tabasco o del estado de Chiapas. La tradición oral solo recoge el nombre de Acallan. Tras suerte perdimos al último héroe de la cultura Mexica. Falleció el 28 de febrero de 1525 a la edad de 26 años.

domingo, 22 de junio de 2008

Campaña "Por un México sin corrupción"



En al ámbito mundial, nuestras sociedades están sufriendo una decadencia de valores éticos y morales, tanto el esfera pública como privada que se refleja más que todo en los sectores dirigentes.

Por un lado resulta paradójico que en el siglo pasado se alcanzaron los niveles más altos de conocimiento y educación en el mundo y no obstante este acontecimiento no fue imperativo para la formación de mejores ciudadanos, ello nos lleva a pensar que el problema es más complejo.

Entonces la necesidad de conceptualizar el término corrupción, mismo que proviene del vocablo latino "corrumpere" que quiere decir "echar a perder".

La corrupción se define como el eje fundamental sobre el que descansan todas las formas de criminalidad organizada. En síntesis corrupción significa: cambiar la naturaleza de una cosa, volviéndola degradada o mala. Así esta palabra, en las definiciones ético-morales, está vinculada a la idea de que existe una cierta naturaleza o manera de ser que cambia o degenera.


La corrupción en el ámbito ético la vemos y la sentimos cuando los profesionales ya sean llamados abogados, constructores, ingenieros, profesores, rectores, etc. abusan de sus clientes o también los que generalmente utilizan sus servicios también, se ve en los médicos que en vez de mirar su profesión por el bien que le hacen a la humanidad solo lo miran desde el punto de vista económico, con esto no queremos decir que todos los profesionales son corruptos pero si todas las profesiones tienen corrupción sea cual sea.

Si bien es cierto que la corrupción se presenta en nuestro país en cualquier en la mayoría de los sectores de población en rangos amplios de edad, sexo, condición socioeconómica, formación académica en suma, como un fenómeno cultural, una razón importante de este problema está en la manera en que la gente es educada, por lo tanto es necesario que nuestra nación mejore a partir del trabajo en el sistema educativo.

La crisis de la educación en México ha sido descrita y diagnosticada con relativa frecuencia. En este sentido, no resultan ajenos (ni novedosos) los problemas referidos a gestión, cobros indebidos, bajo rendimiento académico de nuestros estudiantes, así como a las debilidades de la formación docente, entre otros.

Sin embargo, muy pocas veces se menciona el gran problema que supone para el sector la corrupción, que se ha convertido en privilegiado componente de la crisis educativa.

En nuestro país se mantienen activas algunas instituciones donde persistentemente se generan actos de corrupción. Debido a ellos, no se contrata a buenos maestros, no se administran adecuadamente los escasos recursos económicos y humanos disponibles, no se sanciona a quienes atropellan las normas o abusan del poder. Además, los niños, niñas y jóvenes no reciben una educación de calidad y no se respeta su derecho a ser tratados con respeto y dignidad. Adicionalmente, los escasos recursos destinados al sector son desviados y utilizados en lo que menos se necesita.


Por todo lo anterior, Grandeza Mexicana propone trabajar en la campaña "Por un México sin corrupción" que ssi bien es cierto no es la primera, se sumará con la propuesta de un esquema de trabajo dirigido al sector educativo como instrumento para reducir este fenómeno social.


Aníbal González Pedraza